“A nadie le importa que tú puedas rodar o no tu cortometraje”, Samuel Quiles

“A nadie le importa que tú puedas rodar o no tu cortometraje”, Samuel Quiles

Un ciclo de cine en la Universidad de Murcia truncó su trayectoria como abogado. Director, guionista y montador de sus propios cortometrajes, Samuel Quiles reconoce que en su profesión “puedes estar cortando calles, filmando o directamente haciendo bocadillos”. Con el sector en un batalla permanente a causa de los impuestos, el artista yeclano lamenta que “la persona más importante en un rodaje, el guionista, sea la que menos cobra. Existe un problema básico en la gestión integral del cine”. Hécula magazine ha charlado con él en los meses previos al estreno de “El audífono”. Su corto “La Red” fue seleccionado en más de veinte festivales. Te ofrecemos la primera parte de una extensa entrevista.

– ¿Cómo fueron tus inicios en el cine?, ¿veías muchas en películas en casa? A veces las pasiones surgen a través del contagio familiar, no crees?

– Prefería salir con la bicicleta o jugar al fútbol con los amigos, ese tipo de cosas. La afición al cine surgió por casualidad. Yo me relacionaba con mucha gente de Historia del Arte y nunca antes había visto un corto. Un día fuimos a un ciclo en la Universidad de Murcia y proyectaron “Mirindas asesinas” (Álex de la Iglesia). Fue un cortometraje que me impactó, además yo ya venía pensando en escribir algún relato o rodar algún pequeño proyecto. En ese momento me planteé seriamente hacer un curso de guión o taller cinematográfico. Ahí comenzó realmente mi carrera.

– La abogacía parecía un lugar seguro en el que encaminar tu vida, ¿por qué arriesgar rodando cortometrajes?

Pretendía ser abogado, pero el cine se cruzó en mi camino. A la abogacía siempre puedo volver, aunque me apetece más dedicarme a hacer películas. Durante mi trabajo en Murcia estuve trabajando en agencias de publicidad y productoras, algo que me acercó a los rodajes. Un día envié la solicitud para la ESCAC (Escuela Superior de Cine de Cataluña) y me aceptaron. No me lo pensé dos veces, hice las maletas y me trasladé a Barcelona, donde sigo actualmente.

– ¿Cuál ha sido tu formación? El sector cultural, en muchas ocasiones, carece de una tradición académica y gran parte de los artistas aprenden por sí mismos, ¿fue tu caso?

– La formación que realmente me ha resultado útil han sido los talleres de cine, porque te permiten conocer la parte más importante de la historia: el guion. Tenemos que distinguir entre cine de verdad y otro que no lo es. Cuando vas a una librería puedes comprar una novela de Julio Cortázar o un libro de Karlos Arguiñano, con todos mis respetos hacia el cocinero, que me parece un personaje fabuloso. Depende de lo que elijas. Cuando te planteas un proyecto como “50 sombras de Grey” está claro que no estamos hablando de un libro con mayúsculas, tiene que ver más con un producto de marketing. Igual que todos estos grupos “fanboy”, que realmente no son músicos, están prefabricados de antemano. Ojalá que películas como “Ocho apellidos vascos” ayudasen a financiar proyectos más arriesgados como “La isla mínima”. Sería un buen sostén para la industria.

FOTODETALLESAMUEL  – ¿Cómo te mueves entre los distintos géneros?, ¿prefieres  alguno en particular?

 – El género es una herramienta, no creo que debamos etiquetarlo todo para buscar una clasificación. La comedia me gusta mucho, pero simplemente es una herramienta a la hora de contar una historia. Siempre se ha dicho que la comedia es el mayor drama que existe narrado desde un punto de vista diferente.

 – En “Miranda ya no viste de blanco” trabajaste con el escritor yeclano Claudio Cerdán…

– Me presentaron a Claudio por causalidad, ya que soy colega de un amigo suyo (Javier González-Moro Azorín). Estaba intentando sacar adelante un proyecto y Javi me habló de él. El planteamiento inicial del cortometraje era el título, “Miranda ya no viste de blanco”, pero en ningún caso fue un acercamiento al universo particular de cada uno. Es un proyecto experimental, con el que aprendimos ambos.

– El espectador sabe que los directores ruedan películas y que los guionistas las escriben. En tu caso, has trabajo como productor en algunos proyectos.

– La labor del productor-director de cortometrajes no está muy definida. En realidad se trata de sacar el trabajo adelante. En cualquier caso, el productor es un profesional que intenta coordinar todo el rodaje, aúna lo que quiere el director y los distintos ayudantes. El fin último siempre es concluir el rodaje de un modo satisfactorio. Puedes estar cortando calles y, media hora después, pidiendo permisos para grabar. Haces de todo, incluso bocadillos en un momento dado. La planificación prevista tienen que cumplirse, por eso importante la supervisión de todo el proceso.

– El IVA cultural es portada de periódicos y acapara debates televisivos. El sector rechaza con unanimidad esta medida y advierte sobre los riesgos que ocasiona en la industria…

– Casi todas las ayudas institucionales se han cortado, por lo que el fenómeno del crowdfundig se ha convertido en algo imprenscindible. Destinamos el dinero estatal a otro tipo de cosas y los cortometrajes han perdido importancia. A nadie le importa que tú puedas o no rodar tu corto. También es entendible, es más lógico destinar los fondos públicos a un hospital que a un proyecto personal. Sin embargo, el dinero no se gestiona de manera equitativa y se desperdicia continuamente. El mundo de la cultura podría apoyarse mucho más. El Ministerio de Cultura no tiene una visión global y diferencia entre distintas artes. ¿Por qué los toros tienen un tipo de IVA y el cine otro? Son cosas que no entiendo. El problema principal es la gestión de toda la industria del cine, el guionista es la persona más importante en un rodaje y el que menos cobra. Tengo compañeros que reciben 8.000 euros por un guion que les ha llevado dos años de trabajo. La retirada de ayudas al desarrollo de guiones es una de las peores noticias que hemos conocido. Actualmente existe una mayor profesionalización en las series de televisión que en las películas. En cualquier gala puedes contar con una mano los guionistas que asisten a la sala, en cambio abundan los directores de fotografía, técnicos…

(continuará)

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply