Cuádruple de oro @ 4,40

Cuádruple de oro @ 4,40

Fin de semana de fútbol y tenis con el Open de Australia. Vamos con tres de los grandes de Europa, todos como visitantes, que no deberían fallar en sus respectivas salidas para seguir mandando en sus ligas. Betis, Málaga y Hamburgo no viven sus mejores momentos deportivos como para hacer frente a Real Madrid, Barcelona y Bayern de Munich.

Por otro lado, y transcurrida la primera semana de torneo, el intratable serbio sigue arrasando rivales en su camino hacia el título. Con Nadal fuera de combate, sólo algún cañonero inesperado, Murray o la magia de Federer podrían cuestionar la supremacía de Djokovic.

Muy buena cuota para tratarse, a priori, de cuatro pronósticos tan claros y factibles de ganar.



> Tras el parón invernal en Alemania, vuelve la Bundesliga con el gran favorito y líder destacado de la competición, un Bayern al que sólo el Dortmund puede seguirle la estela, aunque ya de lejos. El Hamburgo vive cómodamente instalado en mitad de la tabla, pero no parece rival para poder puntuar a los de Munich.

> El Málaga, aunque cayó en Sevilla (2-1), ha experimentado una gran mejoría en su juego y resultados, escapando del descenso hasta los puestos tranquilos de la clasificación. Al Barcelona siempre le cuesta jugar en “La Rosaleda” y además podría acusar el cansancio del partido copero semanal. Aún así, y sabiendo lo apretado que anda el liderato, será difícil que se dejen puntos allí.

> Zidane ha empezado con buen pie su andadura como técnico del Madrid, si bien es cierto que todavía no ha jugado a domicilio (goleadas en casa a Depor y Sporting). En Sevilla, ante los béticos, tiene la oportunidad de seguir demostrando que este es otro equipo, con mucha más capacidad de jugar al fútbol. Los verdiblancos frenaron su debacle putuando en “El Madrigal”, pero llega el Madrid…..

> Djokovic parece el único jugador capaz de depender de si mismo para ganar sus partidos, sin importarle rivales ni condiciones. Atraviesa un momento de físico, mental y tenístico impresionante, y aunque no debe confiarse, parece impensable que alguien pueda batirle en semejantes condiciones. Salvo sorpresa inesperada, debería reinar en Australia.

 

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply