Eficiencia energética en edificación y ayudas para la rehabilitación

Eficiencia energética en edificación y ayudas para la rehabilitación

Se estima que el sector de la edificación consume aproximadamente el 40% de la energía total de la Unión Europea, y un tercio de las emisiones de CO2 equivalentes son provocadas por la construcción y el uso de los edificios.
Según el acuerdo 20-20-20, la Unión Europea pretende reducir en 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20%, conseguir que las energías renovables cubran un 20% del consumo energético y reducir el consumo de energía primaria en un 20%.
Los países miembros de la Unión Europea deben modificar sus normativas estatales y endurecerlas cada 3 años con el objetivo de cumplir el acuerdo 20-20-20. Así, los edificios construidos a partir de 2013 deberán tener aproximadamente el doble de aislamiento térmico y unas instalaciones térmicas mucho más eficientes que los construidos con anterioridad a esa fecha. Se persigue un ahorro energético que puede alcanzar el 70 %, y que el mínimo aporte energético que se haga al inmueble provenga de energías renovables; son los denominados Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo, similares a los edificios “pasivos”.
En cumplimiento de la normativa europea, y con algunos años de retraso (lo que supuso alguna que otra multa a nuestro país), en 2013 se establece la obligatoriedad del Certificado de Eficiencia Energética de Edificios Existentes. El objetivo no es otro que hacer saber al futuro inquilino o propietario si su inmueble derrochará energía o hará un uso sostenible de la misma, mediante una calificación alfabética del mismo.

IMAGEN 1

Por otro lado, en la situación actual de crisis económica y de la construcción y del envejecimiento del parque edificatorio español, parece evidente la necesidad de una regeneración del mismo. En este contexto surgen diferentes planes públicos de ayudas a la rehabilitación como el “Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas 2013-2016” o el “Programa de Ayudas para la rehabilitación Energética de Edificios Existentes”.

IMAGEN 2Pretenden subvencionar intervenciones que mejoren la eficiencia energética de los edificios (sustitución de instalaciones, mejora de fachadas y ventanas, incorporación de energías procedentes de fuentes renovables, etc), la accesibilidad de los mismos (instalación de ascensores, etc.), y su estado de conservación (defectos de estructura, instalaciones, etc). La cuantía de las ayudas es variable, pero puede alcanzar un máximo de 6000 € por vivienda o el 35% del coste total de la intervención; además, se conceden préstamos para cubrir el resto del importe de la intervención con condiciones muy favorables.

Por último, en el siguiente vídeo podemos ver una comparación entre una vivienda pasiva y una tradicional:

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply