El aislamiento de Yecla termina con la inauguración de la autovía hasta Jumilla

El aislamiento de Yecla termina con la inauguración de la autovía hasta Jumilla

Ni tráfico pesado, ni caravanas de camiones, ni adelantamientos peligrosos por carreteras nacionales. La apertura a la circulación del tramo de la autovía A-33 que conecta Yecla con Jumilla supone un alivio considerable para todos aquellos acostumbrados a la N-344, una vía que pasa a la historia con el nuevo trazado, inaugurado en la mañana de ayer por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, acompañado por el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras y el alcalde de Yecla, Marcos Ortuño. Pese al histórico retraso en la aprobación y ejecución de la obra, los yeclanos, por fin, contamos con esta infraestructura vital para el desarrollo económico y social del municipio.

En el transcurso del acto, Ortuño mostró su satisfacción “por ver hecho realidad uno de los proyectos mas anhelados por el municipio”. Al mismo tiempo, reclamó al Ministerio de Fomento la culminación integral de la autovía, en los tramos que falta para conectar hasta Valencia. El regidor yeclano destacó que “esta infraestructura va a ayudar a mejorar la competitividad de nuestras empresas, tanto del mueble, como del sector vitivinicola, y va a situar Yecla en el siglo XXI”

La apertura de estos 23,4 kilómetros de la autovía A-33 entre Jumilla y Yecla supone una alternativa a la antigua carretera nacional, por la que circulan 5.500 vehículos diariamente, de los que hasta un 23% son pesados. Asimismo, permitirá reducir la intensidad de tráfico y, por lo tanto, mejorar el nivel de servicio de la autovía A-7. Con este nuevo tramo, el recorrido se reduce en 11,1 kilómetros, lo que supondrá para los usuarios un ahorro de 11 minutos y de 5,1 litros en combustible para los vehículos pesados.

La nueva autovía A-33 entre Jumilla y Yecla se ha dividido en tres subtramos, contando con una longitud total de 23,40 kilómetros:

Subtramo 1: de 7,3 kilómetros de longitud, abarca desde el enlace con la N-344 en Jumilla hasta la carretera autonómica RM-A26.

Subtramo 2: de 7,5 kilómetros de longitud, abarca desde la carretera autonómica RM-A26 hasta el siguiente cruce con la misma carretera.

Subtramo 3: de 8,6 kilómetros de longitud, abarca desde la carretera autonómica RM-A26 hasta la carretera autonómica RM-424 que da acceso a Yecla. El presupuesto total del contrato de obras asciende a 71,98 millones de euros, cantidad que, sumada al coste de redacción del proyecto; al importe de las expropiaciones; y al coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de las obras, arroja una inversión total de aproximadamente 89,65 millones de euros.

Características técnicas:

La autovía contará con dos calzadas de dos carriles de 3,50 metros de ancho separadas por mediana de 10 metros, arcenes exteriores de 2,50 metros de ancho, arcén interior de 1 metro y berma interior de 1 metro.

Dispone de 3 enlaces:

Enlace con la carretera N-344 al inicio del subtramo 1, que permite el acceso al núcleo urbano de Jumilla.

En los subtramos 2 y 3 se han diseñado dos enlaces con la carretera RM-A26, que discurre de forma sensiblemente paralela a la traza.

Además, en el subtramo 3 se ha dispuesto una conexión provisional con la carretera de titularidad autonómica RM-424 de Yecla a Pinoso, a expensas de construir el enlace definitivo con esa misma carretera que se incluye en el siguiente tramo de la autovía A-33, el que discurre entre Yecla y Caudete (Albacete).

Se han dispuesto un total de 22 estructuras:

En el subtramo 1 se han construido 6 estructuras, dos de ellas corresponden a pasos superiores en el enlace de conexión con la N-344.

En el subtramo 2 se han dispuesto 7 estructuras, dos de ellas corresponden a pasos superiores en el enlace con la carretera autonómica RM-A26 y un marco para la reposición con el cordel de las Sanguijuelas, hacia la Sierra del Buey.

En el subtramo 3 se han dispuesto un total de 9 estructuras, dos de ellas correspondientes a pasos inferiores en el enlace con la carretera RM-A26, un paso superior para la reposición de la Cañada de los Serranos, así como un viaducto con vigas artesas que permite salvar la denominada Rambla de Jumilla.

Integración ambiental:

La ejecución de este tramo de autovía ha sido sensible con el medio ambiente, destacando, entre otras, las siguientes medidas de integración ambiental:

Reposición de cañadas reales interceptadas: cañada de Albacete a Murcia, cordel de la Rosa, cordel de las Sanguijuelas y cañada de Los Serranos.

Revegetación de los taludes de terraplenes y desmontes.

Plantación de especies autóctonas de árboles y arbustos.

Implantación de pasos específicos para la fauna y adaptación de obras de drenaje para permitir el paso de la pequeña fauna.

Instalación de pantallas contra el ruido en zonas cercanas a la población.

Seguimiento arqueológico de las obras.

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply