Mi experiencia personal con la intolerancia al gluten, por José Antonio Ortega

Mi experiencia personal con la intolerancia al gluten, por José Antonio Ortega

El pasado miércoles tuvo lugar la segunda reunión entre pacientes y familiares afectados por la intolerancia al gluten. En el encuentro, al que asistieron unas 40 personas, se constituyó la junta directiva de la próxima Asociación de Celíacos de Yecla (ACEY), una organización en fase de creación que en los próximos meses, tras solventar los trámites legales, se creará de manera oficial en nuestro municipio. La intolerancia al gluten es una complicación alimentaria que obliga a las personas afectadas a cambiar sus hábitos. En España, más de medio millón de personas sufren la enfermedad celíaca, aunque muchos de ellos están todavía sin diagnosticar. El gluten es una proteina presente en la harina de los cereales de secano, por lo que los pacientes deben variar su dieta con el consiguiente desembolso económico adicional. Con motivo del Día Internacional de la Enfermedad Celíaca, José Antonio Ortega nos ha enviado un artículo en el que relata la experiencia de su mujer, diagnosticada como intolerante a esta proteina.


José Antonio Ortega Ortuño

Recuerdo cuando a mí mujer le diagnosticaron la intolerancia al gluten. Ella no es de comer mucho, y sí gusta de mojar un poco de pan. Estaba algo nerviosa y al principio parecía no tener pensado comer nada; tiene una manía desde la infancia, utiliza con mucha frecuencia el lícito sentido del olfato, y lo primero que hizo al abrir el envase del pan sin gluten recién comprado, fue arrimar la nariz y decir: ¡vaya tela! Creía que tenía una vida imperfecta, así se imaginaba, al no poder disfrutar la degustación de otros alimentos, a partir de ahí, poco a poco se acostumbró a la harina de arroz y maíz: de vez en cuando se hace sus magdalenas, tortas secretas y algún que otro postre. Ha hecho algún pan bendito en San Blas y también empanadas yeclanas en Semana Santa, que no resultan tan vistosas como las de harina de trigo, pero están igual de ricas. Hay un problema añadido, con la gastronomía de nuestro pueblo, la torta del gazpacho manchego y las gachasmigas, no es lo mismo; menos mal que nos alivian las pelotas de relleno sin gluten. Hace unas semanas estuvimos de comunión en Valencia, y mi cuñada, gran luchadora, conocedora y afectada por el tema, elaboró una buena cantidad y variedad de alimentos sin gluten, que estaban deliciosos, y todos compartimos lo mismo, sin ningún problema.

Se está formando la Asociación de Celíacos de Yecla, ACEY. Después de dos reuniones, ésta última con mucha asistencia gracias a las impulsoras de la iniciativa, se ha creado una junta directiva, oficiosa de momento, de la que formo parte, personas intolerantes al gluten, padres y familiares. Un gran impulso para fundar lo que será la entidad a nivel oficial, una vez se realicen todos los trámites legales de constitución. Es preocupante la escasa seguridad en la manipulación y el etiquetado en la alimentación, y puesto que los alimentos no saben igual, y las personas celíacas no pueden disfrutar de una hogaza de pan normal crujiente, me gustaría contrar con vuestro apoyo. Las familias con uno o varios miembros afectados por celiaquía tienen que hacer un desembolso económico mucho mayor en la cesta de la compra, necesitamos un precio asequible para los productos sin gluten. Esto es un reflejo de una parte importante de la sociedad y, como ocurre al principio, hay tantas ilusiones como dudas, pero gente con muchas ganas de informarse, asociarse, luchar y seguir adelante. Si se tienen problemas y se comparten hay grandes posibilidades de solucionarlos, siempre pienso qué puedo hacer yo. Por tanto es muy significativo que intercambiemos algunas ideas, inquietudes y métodos para hacernos oír, máxime cuando es una necesidad que afecta a la salud.

Muchas gracias, globos azules, que no pare.

A Rosario Muñoz. 27 de Mayo de 2017.

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply