¿Qué pasa por la cabeza de un opositor en los días previos a los exámenes?

¿Qué pasa por la cabeza de un opositor en los días previos a los exámenes?

5.000 profesores inscritos para un total de 162 plazas repartidas en 31 especialidades. La primera fase de la oposición para profesores de Secundaria, consistente en una prueba de contenido práctico y otra teórico, se desarrolló el pasado sábado en las instalaciones de la Universidad de Murcia. Cinco horas de exámenes y otra extra de recepción de los candidatos.

En una segunda fase, los candidatos que superen la primera criba pasarán a un sistema de concurso, en el que se valorará la formación académica, el conocimiento de lenguas extranjeras y la experiencia docente.

Uno de los yeclanos presentes en las pruebas, que prefiere preservar el anonimato, confiesa que “a lo largo de la semana previa pasas por sensaciones diferentes. Los días anteriores estás muy nervioso. Dependes del contenido de la prueba práctica y del tema que salga. Tienes que priorizar contenidos y no puedes abarcarlo todo. A la hora de estudiar dudas porque no sabes con certeza a qué te vas a enfrentar, sobretodo en la prueba práctica”.

La persistencia es básica para no decaer. La planificación resulta fundamental, ya que en muchas ocasiones la preparación comienza con años de antelación. Los estudiantes creen que “debes tener continuidad y fuerza de voluntad para sentarte todos los días a estudiar para algo a lo que te enfrentas con mucho tiempo de antelación. Tienes que repasar continuamente la información porque se va olvidando con el paso de los meses”.

La mayoría de los opositores no logró conciliar el sueño en la noche del viernes. Algunos se presentaban por primera vez a las pruebas y sus esperanzas de trabajar son escasas. “El objetivo es sacar la máxima nota para intentar entrar como interino. Sacar plaza fija hoy en día sin acumular puntos por trabajo es prácticamente imposible”.

El método para seleccionar a los docentes ha cambiado. “Este año se producido un cambio legal que prioriza la nota de los exámenes sobre los puntos del trabajo. En el pasado se daban situaciones bastantes injustas, porque personas suspensas podían estar en una situación mucho más beneficiosa que otros que habían aprobado. También se producen casos anómalos, como la coincidencia de fechas de exámenes en distintas comunidades cuando ya se ha efectuado el pago de tasas por los aspirantes. El opositor está desprotegido y nunca sabe a lo que se va a enfrentar”.

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply