Stevia y diabetes, por Verónica Prieto

Stevia y diabetes, por Verónica Prieto

Muchos habréis oído hablar de ella, pero para aquellos que la desconozcan, la stevia es un edulcorante que proviene de las hojas del arbusto Stevia rebaudiana, característico de las regiones subtropicales de Brasil y Paraguay.  Gracias a los extractos de glucósidos de steviol que tienen de 200 a 400 veces el dulzor del azúcar, la stevia ha ganado cada vez más interés por los investigadores de nutrición debido a la creciente necesidad de encontrar nuevos edulcorantes sin calorías y alternativos al azúcar.

Las hojas de la stevia se han utilizado en la antigüedad en América latina y en Oriente debido a las numerosas propiedades que posee esta planta. A principio de los años 70, se observó que el ciclamato y la sacarina podían ser cancerígenos y como consecuencia de ello Japón empezó a cultivar la stevia como alternativa, numerosos estudios han demostrado los beneficios de la stevia, pero a pesar de ello se informa poco sobre los mecanismos celulares y moleculares que sustentan los efectos beneficiosos sobre la salud humana.

Muchas son las propiedades que posee la stevia, pero muchos investigadores han prestado especial atención al efecto que posee la stevia sobre la diabetes. Se ha investigado el efecto de esta planta sobre la actividad del transporte de glucosa, y se observó que los extractos fueron capaces de mejorar la captación de glucosa tan eficientemente como lo hace la insulina.

El Departamento de Endocrinología del hospital universitario de Dinamarca ha demostrado que el esteviósido, extracto de la stevia, además de aportar el dulzor característico,  actúa de forma directa sobre las células beta del páncreas, estimulando así la secreción de insulina. Este extracto aumentó la secreción de insulina de los islotes de ratón incubados en presencia de glucosa, durante el periodo de ensayo se pudo comprobar el estímulo de los islotes pancreáticos, observándose también que tenían un papel potencial como agente antihiperglucémico en el tratamiento de la diabetes mellitus.

Nilsa Noemí Ibarrola Arce, especialista en Endocrinología, Nutrición y Diabetes, explicó que a diferencia de aquellos hipoglucemiantes convencionales, la stevia mejora la circulación pancreática, en especial la de los islotes y como consecuencia de ello se produce una mayor secreción de insulina.  Esta especialista trató a cientos de pacientes diabéticos y consiguió mediante un uso regular de la planta, liberar de las inyecciones de insulina a algunos de los pacientes insulino-dependientes.

Se estudió también la toxicidad que podía causar el consumo de esta planta, y los datos demostraron que el extracto no era cancerígeno. El Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) estableció una ingesta de 4 mg/Kg de peso corporal al día de extracto de stevia.

Además de aportar dulzor y ser eficiente contra la diabetes, se ha demostrado que esta planta también posee efectos beneficiosos sobre la salud humana, de forma que actúa como antitumoral, antiinflamatorio, antihipertensivo, antidiarreico, inmunomodulador y diurético.

La stevia es, por tanto, un buen sustituyente al azúcar convencional, que protege frente a la aparición de diabetes y aportando además numerosos beneficios sobre la salud humana.

Bibliografía

  • Rizzo, B. et all. Steviol glycosides modulate glucose transport in different cell types. Oxid Med Cell Longev. 2013.

Por Verónica Prieto

imagen_sidebar_2

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Cancel reply